viernes, 15 de marzo de 2013

                                                                                         
madruga                        LA MAGRUGÁ
Por nuestro compañero Pablo M. Sánchez,editado en el diadrio digital El Baluarte de Cádiz.


Pablo M. Sánchez   Después de dos años lloviendo parece  conveniente recordar la última Madrugá, la de 2010. Tras todo un año convulso debatiendo y tomando decisiones algo aceleradas,había expectación por ver como eran las primeras horas del Viernes Santo.
Y nada más que ver a la gente puesta cuatro calles antes para ver el Descendimiento y el Campo del Sur a reventar se confirmaba que el pueblo sabio de Cádiz deseaba ver sus tradiciones como toda la vida. El Perdón fue acompañado de gran público durante todo el recorrido, incluso en zonas que no eran tradicionalmente ocupadas por los gaditanos. Como fue la subida Novena y Carrera Oficial en su tramo de Ancha y Plaza Mina a San francisco que se supone que muchas personas están en el Barrio Santa María acompañando al Regidor Perpetuo en su camino a casa. Todo un éxito
La presión mediática de algunos sectores ha condicionado a muchos en su opinión de la Madrugá gaditana, sin motivo y por un simple capricho importador. Medinaceli ha recapacitado y vuelto a un horario mas racional en la idiosincracia de su historia. Por su parte la Hermandad de Sanidad no me parece que encuentre su sitio por la tarde, ya que al menos yo prefiero verla de noche a oscuras que verla rodeada de ruido de niños, coches de bebés y público comiendo chucherías a las 7 de la tarde. Pero sus hermanos valorarán y decidirán en un futuro que se antoja cercano.
No entiendo porque hay que poner “plumas” en la Madrugá de Cádiz simplemente porque en otras ciudades salen varios misterios con romanos, intentando obligar a Cofradías como Sentencia o Cigarreras a replantearse su tradicional sitio en su día de salida habitual.
La Madrugá de Cádiz es la que tenemos, es la de nuestra tierra y la de nuestras tradiciones, es la que nuestros padres vivieron y las que nuestros abuelos enseñaron a estos. Todo es mejorable pero no a costa de traicionar la tradición. Para los que no estén a gusto con lo que ofrece esta milenaria ciudad siempre les queda la opción de disfrutar de otras Semanas Santas. Para el resto de gaditanos nos quedará el orgullo de tener una Semana Santa única y que disfrutaremos si el tiempo lo permite.
Como dijo el gran Manolo Garrido, hermano mayor del Perdón, es la única Cofradía que no ha cambiado de día y de hora, y que el Perdón saldrá a las tres de la mañana aunque salga solo. Esto no pasará nunca, ya que como en 2010, el pueblo de Cádiz estará con sus tradiciones.